HUELLA ECOLOGICA

La Huella Ecológica es la medición que deja calcular la presión humana sobre el planeta y se determina por factores del estilo de vida. Pretende analizar qué tan sustentable es nuestra forma de vida, midiendo la biocapacidad y el consumo promedio de cada país.

Imagen

Según los resultados de la encuesta, mi huella ecológica es de 1.5; es decir, si todas las personas del planeta consumieran a mi ritmo se necesitaría un planeta y medio para cubrir la demanda de recursos y se necesitarían 2.8 Ha de tierra cultivable. El área más grande de consumo es el de la alimentación, seguido por el de productos, servicios y movilidad.  Mi alimentación estrictamente vegetariana, dónde consumo pocos alimentos derivados de animales (solo queso y huevos muy de vez en cuando) necesita una mayor cantidad de tierras cultivables que la mayor parte del tiempo no son orgánicas debido a su alto costo. A esto se suman los fertilizantes, pesticidas, herbicidas etc que seguramente utilizan en los cultivos aumentando los costos ambientales a esas mismas tierras que al final se vuelven improductivas. Además de esto, la dieta vegetariana necesita mayor proporción y raciones de alimento.

Para bajar mi huella de carbono, la única solución viable y real es consumir más alimentos orgánicos. El inconveniente con estos es su alto costo y esto afecta el acceso a ellos. Una buena política de incentivos a consumidores y cultivadores de alimentos orgánicos ayudaría a cambiar esta situación creando un país más saludable tanto en cuidado ambiental como en salud humana.  Una huerta urbana sería una buena opción.

En el tema de movilidad, el hecho de no tener automóvil reduce un poco mi huella de carbono al utilizar medio masivos de transporte como bus y/o transmilenio. Desafortunadamente Bogotá es una ciudad muy grande para recorrerla en bicicleta a diferencia de cuidades europeas como Amsterdam en las que los ciudadanos se transportan mayormente en bicicleta ya que los recorridos son más cortos. También la facilidad de andar en ella es notable porque en todo Europa en cada calle hay un espacio en el pavimento. De hecho, se puede ir de una ciudad a otra en bicicleta. En Colombia se debe usar para distancias más cortas.

Un país desarrollado como Noruega tiene unas condiciones climáticas extremas y difíciles, sin embargo el acceso a un bienestar es mayor.

Imagen

Noruega, al ser un país desarrollado socialmente ha explotado casi todos sus recursos disponibles. Su nivel de vida es uno de los más altos del mundo, pero ha tenido que mantener ese estado agotando esos recursos. Este país tiene unas condiciones especiales en su territorio como lo es su clima frío, poco suelo cultivable etc, que hace que se dificulte la satisfacción de necesidades básicas como el alimento. Es un país mayormente pesquero debido a estas condiciones de suelo. Por ejemplo, en las aguas del Mar del Norte y el Mar de Barents las especies de atún y algunas ballenas han sido casi llevadas a la extinción y ya no hay suficiente recurso.  Debido a esto, los noruegos tuvieron que empezar a explotar el mar a mayor profundidad encontrando una especie de pez llamado “reloj naranja”. Fue tanta su explotación, que en pocos años las poblaciones bajaron dramáticamente. Ahora están explotando más y más el fondo del mar.
Si bien Noruega es un país que cuenta con el flujo económico necesario para satisfacer las necesidades que ellos consideran básicas como recreación, buena vivienda, buena infraestructura, buenos vehículos etc, las otras necesidades como la alimentación han sido seriamente afectadas. La mayoría de alimentos deben ser importados a unos cosos altísimos. Por ejemplo, un racimo de banano COLOMBIANO (3-4 porciones) puede llegar a costar entre 2 y 3 Euros ($9.000 pesos colombianos aprox). Mientras que en Colombia esa misma cantidad cuesta hasta $3.000 pesos.

Después de la II Guerra Mundial (1950 – 1990) debido a l invasión Nazi y destrucción en algunos sectores del país, su nivel de huella ecológica aumenta para recuperar y estabilizar el país. En la gráfica podemos observar el extremo descenso en huella ecológica desde 1990

Otro factor importante a destacar es su pequeña extensión y alta población. Esto aumenta la presión en los ecosistemas, como es el caso también de Holanda, uno de los países más densamente poblados de Europa, en el que su terreno es plano e inundable. Su biocapacidad es de sólo 1Ha per cápita y su huella ecológica es de más de 10 Ha per cápita.

Paradójicamente, Finlandia (desarrollado también) posee una biocapacidad de 13Ha per cápita y una huella ecológica de 6Ha per cápita.

FINLANDIA                                                     HOLANDA

ImagenImagen

Colombia un país en vía de desarrollo posee un nivel de biodiversidad enorme debido a su posición, geografía, condiciones climáticas y extensión.
Podemos observar en la gráfica que la biocapacidad del país no ha sido constante desde 1960 y ha bajado. Sin embargo la huella ecológica se ha mantenido estable entre las 2Ha per cápita. ¿Esto puede deberse tal vez a la venta casi indiscriminada de los recursos del país a potencias como E.U, Canadá y España? Si la extracción de recursos ha bajado, es de suponer que la huella ecológica DEL PAÍS ha debido subir en proporción. Esto no ha sucedido porque los recursos explotados no han sido para Colombia.

Imagen

COLOMBIA

NORUEGA

Biocapacidad alta Biocapacidad limitada
Gran cantidad de servicios ecosistémicos Servicios ecosistémicos limitados
Huella ecológica: 2Ha per cápita promedio Huella ecológica: 8-10Ha per cápita promedio

Es entonces necesario para tener un buen nivel socioeconómico explotar los recursos. Al final, como sucede en algunos juegos como Age Of Empires, dónde se deben extraer recursos como madera, oro, piedra y recursos marinos para sobrevivir y avanzar como pueblo hay un momento en el que el nivel demográfico es tan grande que los recursos han sido explotados en su totalidad y por falta de alimento sobre todo (y algunos otros como las guerras) la población empieza a disminuir drásticamente al no haber ni espacio ni alimento que sustente tanta gente.

O es mejor gestionar, conservar y repartir adecuadamente los recursos para garantizar la supervivencia de la vida en la Tierra? El desarrollo sostenible siempre se relaciona con un empobrecimiento de la “calidad” de vida, sabiendo que por calidad de vida entendemos tener lujos tecnológicos o la satisfacción de necesidades infundadas. Sin duda es más complicado y tedioso, pero al final tiene sus consecuencias positivas.

Natalí Rivera Duque – 31 de Agosto de 2012

Gestora Ambiental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s