Contaminación de aguas subterráneas en Colombia

 

(Por Natali Rivera
Gestora Ambiental)

 

 

 

Actualmente las malas prácticas agrícolas, ganaderas e industriales causan un gran deterioro al suelo y las aguas subterráneas. Los principales contaminantes a nivel mundial son los derivados de estas producciones intensivas. 

Primero, debemos tener claro qué es la infiltración. En el ciclo del agua, la infiltración es el proceso en el que el agua que se encuentra en la superficie de la tierra entra en el suelo. Según el US Geological Survey (USGS) [1] hay varios factores que determinan la cantidad de agua infiltrada, pero la más común es la que proviene de la precipitación y parte de esta puede permanecer en las capas más superficiales del suelo, pero otras se infiltran a mayor profundidad recargando las aguas subterráneas las cuales son usadas para satisfacer necesidades humanas si no se encuentran demasiado profundas. Estas aguas se utilizan para uso doméstico como para uso industrial. Muchas personas obtienen el agua que usan en sus hogares de pozos que llegan a acuíferos, los cuales son perforados con un taladro gigante.  El agua subterránea puede contaminarse, a causa de actividades humanas por químicos como pesticidas o fertilizantes que están mezclados en ella. Las razones por las cuales las industrias prefieren las aguas subterráneas especialmente en países desarrollados están fundamentadas en el bajo costo, pureza (cuando la encuentran en este estado)  y permanencia en el tiempo entre otros.

Hay agua subterránea en casi todas las partes del mundo; en el desierto del Sahara hay grandes pozos que aprovechan los habitantes para satisfacer sus necesidades hasta el punto de convertir algunas zonas que antes eran desierto en zonas verdes. El 60% del área del continente australiano depende exclusivamente del agua subterránea, así como grandes otras metrópolis: Ciudad de México, La Habana, Munich, Sao Paulo y Buenos Aires. El 50% del agua que consume EU proviene de acuíferos subterráneos y el 85% de los habitantes rurales de Canadá se abastecen con estas aguas.

Aguas subterráneas en Colombia: Ubicación y principales usos
Según el Sistema de Información Ambiental de Colombia (SIAC)[2], para el reconocimiento regional de la distribución de este recurso en Colombia se han delimitado Zonas Hidrogeológicas Homogéneas realizadas por el IDEAM. Estas comprenden casi todo el territorio nacional y se han establecido de acuerdo con su profundidad, tipo de rocas y productividad[3]
La demanda de agua subterránea utilizada en Colombia es mayormente representada por los sectores socioeconómicos Agrícola, Doméstico, Pecuaria, Industrial,  Servicios y la Empresa privada. Pero este recurso no es aprovechable en proporción a la cantidad disponible, sin embargo el principal usuario de estas aguas es el  sector  privado.

Es irónica la situación de algunas ciudades como Cúcuta, Duitama, Riohacha, Villavicencio, Armenia entre otras cuando sufren problemas de abastecimiento de agua a pesar de contar con reservas del recurso, pero estas son utilizadas por la industria. En el Valle del Cauca hay 15.000 ha irrigadas con agua subterránea para cultivos azucareros, en Urabá es utilizada para los cultivos de banano, en la Costa Atlántica para palma africana y en los llanos orientales para usos privados.

Contaminación de aguas subterráneas: Casos en el mundo

El agua subterránea contiene algunos químicos que pueden ser considerados contaminantes ya que no son componentes naturales del agua. Entre ellos se encuentran el Magnesio (Mg), Calcio (Ca), y algunos cloruros dependiendo del tipo de rocas existentes en la zona. También se pueden encontrar grandes concentraciones naturales de Arsénico (As), Boro (Br) y Selenio (Se). Cabe resaltar que estos elementos son contaminantes naturales que se han depositado por períodos muy largos de tiempo sin la intervención humana, y que hacen parte de los ciclos de depuración de materiales desde el centro de la tierra.

La agricultura es sin duda la mayor amenaza a las reservas de agua subterránea en el mundo. Los pesticidas, insecticidas, herbicidas, fertilizantes, plaguicidas, nitratos entre otros son los mayores contaminantes de las aguas subterráneas en el mundo. El derrame y uso de estos elementos se infiltran por las tierras y llegan a dar a acuíferos poco profundos, así como el almacenamiento de estos químicos cerca de conductos de extracción de aguas subterráneas no protegidas del viento y la misma lluvia. Sin embargo, las actividades industriales y domésticas tienen un papel importante en la contaminación. La limpieza de tanques industriales a cielo abierto, almacenamiento de sustancias tóxicas, productos derivados del petróleo, actividad minera y ácidos que por la corrosión  entran en contacto con los suelos.  Los sistemas de aguas residenciales pueden ser una fuente de gran cantidad de contaminantes como bacterias, virus, nitratos, materia orgánica y residuos humanos sobre todo si es en áreas rurales dónde no hay sistemas de alcantarillado.

En el 2003 la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) dijo que uno de los retos actuales hasta el 2015 es conseguir un estado agroecológico aunque no debe menospreciarse la contaminación de nitratos por la ganadería intensiva.

En Uruguay hay amplios registros sobre contaminación de aguas subterráneas por nitratos, que puede provocar toxicidad aguda en seres humanos causando la llamada “enfermedad del  niño azul”.  En 1996 en E.U se realizó un estudio que arrojó la conclusión de que la alta concentración de nitratos podía aumentar la frecuencia de los abortos espontáneos y producir cáncer.

Se ha descubierto también que la producción de etanol o bioetanol aporta grandes cantidades de contaminantes a las aguas subterráneas en forma de vinaza que es el resultado líquido de la fermentación de azúcares (caña de azúcar, remolacha, cebada, maíz entre otros) y que por su gran cantidad de materia orgánica, nitrógeno azufre y fósforo se infiltra en el suelo y puede causar eutroficación.

Situación Colombia: Agricultura intensiva

Nuestro país es sin duda agricultor y la producción ha aumentado debido al rápido crecimiento demográfico que se está produciendo; así como la tecnificación de la agricultura y la gran demanda de profesionales en áreas como la ingeniería agrónoma.  Los principales productos que se cultivan en el país son el maíz, café, arroz, tubérculos, caña de azúcar (ahora en conflicto con el bioetanol), flores y frutas. Todos estos cultivos necesitan una gran cantidad de abonos artificiales (como el  triple 15), herbicidas, insecticidas y pesticidas que deterioran la capa superficial del suelo y permiten una lixiviación de sustancias contaminantes para las aguas subterráneas. Colombia por ser un país tropical presenta condiciones muy variadas y una amplia diversidad biológica y ecológica lo que puede explicar la presencia de microorganismos o plagas en los cultivos.

La producción de plaguicidas comienza en 1962 y año tras año va en aumento por el desconocimiento de las prácticas agroecológicas, que a su vez es consecuencia de un alejamiento con la observación de los procesos naturales. Esto a su vez, produce un uso excesivo en los plaguicidas, herbicidas y abonos químicos. Estos productos son principalmente producidos en Cartagena, Bogotá Barranquilla, Medellín y Palmira por 16 empresas nacionales y multinacionales agremiadas a la ANDI  y los agricultores tienen a su disposición 50 tipos diferentes de plaguicidas. En los cultivos más usados se encuentran el arroz (21%), papa (19%), pastos para ganado (14%), banano (7%), café (5%) y hortalizas[4]. Sin embargo, muchos de estos químicos se venden por vía ilegal ya que están prohibidos por el ICA u otros organismos de control, estos a su vez son dejados abandonadas en sitios rurales donde entran en contacto con el suelo, las personas o los animales produciendo los efectos que ya hemos mencionado.

El glifosato es el herbicida más utilizado en Colombia para la erradicación de los cultivos ilícitos. Los medios de comunicación nos han hecho apoyar este método porque el gobierno está “combatiendo el narcotráfico” y aunque la erradicación manual es también peligrosa, no hablan del daño ambiental. El glifosato es un herbicida de amplio espectro no selectivo,  lo que quiere decir que erradica una gran cantidad de plantas incluso animales. Este herbicida no es biodegradable, tiene una toxicidad de Clase III según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) y puede ser mortal para un adulto sólo con 30 gr. Además este puede evaporarse y caer nuevamente por precipitación (tal vez lluvia ácida) agravando aún más el problema. Esto nos hace suponer que en Colombia se venden y comercializan sustancias altamente contaminantes porque en otros países no son aceptadas.

Es evidente que muchos de los problemas de escases de alimentos en este caso, es debido a las malas prácticas agrícolas y de manipulación del suelo, por consiguiente la destrucción de recursos indispensables como el agua subterránea, que en la mayoría de los casos pasamos por alto y como siempre por la desinformación. Cuántos de nosotros sabemos de dónde se extrae el agua que tomamos  del grifo o en botella? Es subterránea? ¿Es de un páramo que corre peligro de desaparecer? ¿Está contaminado?

Para cambiar esta situación posiblemente lo más conveniente es cambiar las prácticas agrícolas a unas agroecológicas de una manera paulatina para no generar impactos muy significativos en la economía de nosotros los consumidores. Aunque actualmente se encuentran muchos productos orgánicos en el mercado, su precio es muy alto a comparación de los productos no orgánicos lo que influye en la decisión de un consumidor. Si la agroecología se implementa para todos los sistemas productivos es de esperar que los precios bajen y se mejore la calidad de los suelos, las aguas, los ecosistemas y la calidad de vida de la sociedad mejore.


[2] www.siac.gov.co- Subportal Agua

[3] Mapa de Unidades Hidroestatigráficas de Colombiahttp://www.ideam.gov.co, Subportal Hidrología.

[4] Liliam Eugenia Gomez Álvarez “Conferencia: la problemática de pesticidas en Colombia” 5 de septiembre de 2010. www.lapluma.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s